jueves, 28 de octubre de 2010

Sacar los instintos

"Mira la solución, no el problema"
Fiera presenta Wildworking

Sacar los instintos, salirse de la rutina y dejarnos llevar por el lado fisiológico del ser humano. Vale, de primeras suena raro pero con las respectivas escuchas el oído se va haciendo a los temas inclasificables de Fiera. Este grupo sevillano, alter ego de su otro proyecto Pony Bravo, surgió hace 3 años cuando a Pablo, el cantante y lider del proyecto se le ocurrían muchísimas ideas, entre las que se incluía un puñado de buenas canciones con instrumentos nada convencionales y lo más importante, con un concepto que transmitir a su público.

Hace un tiempo tuve la ocasión de ver la actuación de Fiera a los que ellos se niegan a llamar “concierto”. Lo primero que haces nada más entrar y ver los instrumentos es pensar, y esta gente, ¿dónde se ha dejado la batería?. Ah! no, que en lugar de ésta hay una paellera. La idea me la explicó Pablo en una entrevista que le realicé un día antes del concierto. No tiene sentido decir que tienen un sonido orgánico y luego tener una batería y una post producción del disco muy trabajada.  La historia es que los componentes del grupo se fueron a buscar chatarra y la percusión está toda realizada con instrumentos que todo el mundo desecha pero que ellos supieron reciclar. Y es que el álbum digital (no esperes encontrarlo en El Corte Inglés), está grabado casi de una toma, para hacerlo más instintivo y primario si cabe. 

Luego tienes la sensación que estás en una especie de diván del psicólogo: “Mira la solución, no el problema” o “piensa en grande”. Ellos dicen que le cautivó mucho la idea de los yanquis de ofrecer a sus trabajadores métodos de superación personal e incluyeron estas ideas en el espectáculo.

Hablar de fluidos del ser humano en los tiempos que corren puede ser calificado de escatológico y de escandaloso, pero Fiera no se cortó un pelo al hablar de ello. Que hay que atar al conejillo de indias y ponerle a hacer ejercicio hasta que se quede exhausto y sude como un pollo con unos plásticos que le recubrían el cuerpo, pues se hace. Que hay que hablar sobre el semen, pues sin problemas también. Y es que como dicen ellos mismo es “una catarsis liberadora”. La parte más complicada fue cuando hubo que hablar de la sangre o de la orina, pero la genial actuación del conejillo de indias hizo convencer al público de lo que se quería transmitir realmente. 

Si hay algo que realmente importa en la banda son las canciones. Hablar sobre la gente que se encuentra muy encasillada con el trabajo, las responsabilidades y hacerles evadirse por un rato y sacar sus instintos son una de las premisas que busca el grupo: “Animal doméstico adormilado y tenso con un traje bien planchao´), reza la letra de “pisapapeles”. 

Sin duda una de las canciones con más energía del álbum  y que más me gusta es el tema “drogas”. El tema muestra  la parte más hedonista y gamberra del grupo, “tengo drogas para aguantar toda la noche”, aseguran. Otro de mis temas preferidos es butoh aparte: “Se fue de fiesta y nada sirve para que se relaje, déjese llevar”. Habla sobre este mundo de cuotas a plazo fijo e intereses “la cabeza le dice que eso no está bien…a plazo fijo, la cabeza pero no su cabeza”. Y es que hay que abrirse la mente para escuchar estas canciones porque su interpretación puede ser muy variada. 


lunes, 25 de octubre de 2010

¡Qué difícil es ser rockero!

 Y sino que se lo digan a Ramoncín. El denominado “rey del pollo frito” lleva intentándolo mucho tiempo, pero se ha dado cuenta que llevar chupas de cuero como en los años 80 ya no le funciona, así que ha decidido pasar a la acción de otra forma.

Ser rockero en el siglo XXI no consiste en llevar greñas ni ser alternativo. Ser rockero ahora es formar parte de la SGAE e ir pidiendo los diezmos a los pobres usuarios de internet, que se santiguan por lo que se avecina e intentan amortizar sus megas como sea. Creo que sería mucho más sensato volver a la época del trueque, para que nos cambien a nuestra “mula” por un hit de Ramoncín.

Para ser un nuevo rockero del siglo XXI no hay que ser un gran visionario, ni hacer canciones incomodas para las altas esferas. Ser rockero hoy consiste en tener tu propia marca, y es que aunque suene extraño, Ramoncín en sí mismo es una marca y que como tal hay que solicitar su permiso para utilizarla. Lo que trataré de investigar es si la marca o empresa que posee el señor Ramoncín cotiza en bolsa. Y es que precisamente ahora ser rockero es tener copyright. 

Ramoncín y su "marca"

video


Ay! Ramoncin, cómo echamos de menos tu época donde eras el rey del pollo frito.  Y es que confieso que al escribir estas líneas me encontraba escuchando de fondo tus canciones (si, por YouTube), espero no tener problemas por ello. Y es que si de algo le ha servido su lucha contra la “piratería” al interprete de letras  como “oíd mis pedos y oler mi mierda”, es para darse a conocer a un público que prácticamente ignoraba su existencia. Un público joven, que se comunica a través de la red y que se ha quedado alucinado con las creaciones de tan castizo cantante.


Si algo le queda de su actitud rockera de los años 80 es no callarse cuando mete la pata. A cuadros me quedé cuando escuche esa versión de “Come as you are” de Nirvana. El rockero de hoy en día también es sensible y se lamenta porque “la gente sólo te critica en los medios cuando metes la pata y no cuando lo haces bien”. Ay! Ramoncín, a pesar de todo eres como el resto de los mortales y tienes tus momentos de lucidez.  Reconoces que tu actuación fue como reza una frase de tu éxito “el rey del pollo frito”. Yo, como seguidor de Nirvana no haré más leña del árbol caído, sólo espero que le hayas pagado los derechos de autor a quién corresponda. Y espero que aprendas para la próxima vez, porque los rockeros de hoy en día también están en crisis.

jueves, 21 de octubre de 2010

Dinero, ¡vuelve!


“MONEY, ITS A CRIME. SHARE IT FAIRLY BUT DONT TAKE A SLICE OF MY PIE.”
(El dinero es un crimen, repártelo equitativamente pero no toques mi parte del pastel)


Esta mañana he enchufado mi MP3 y me he encontrado con una canción que tenía algo olvidada. Se trata de “Money” de los Pink Floyd, y me he dado cuenta que al fin y al cabo nuestras preocupaciones más mundanas ya se reflejaban años atrás como nos narra la letra de esta canción.
Y es que este tema que se público en el disco más alabado por la crítica del grupo londinense (The dark side of the moon), allá por los años 70, donde ya se preocupaban por los temas que seguimos en la actualidad más cerca que nunca. Quizás la crisis nos haya llevado a plantearnos que aquella vida placentera que tenemos y creíamos tener por siempre, no está tan segura como pensábamos.

Suenan los primeros acordes y te da la sensación que estás en un casino de Las Vegas jugándotelo a todo o nada y todo lo que eso simboliza. Te imaginas con una copa de ron y un puro, observando como todos aquellos  siguen tu jugada y te miran como envidia al ver tu billetera. Hoy te sientes mejor que nunca, los placeres más banales son los que más fuerte hacen al hombre en un instante. Aunque todo se puede caer como una baraja de naipes. Así que amigo,  esta vez has apostado por el caballo perdedor y  es ahora cuando todo el mundo mira para otro lado. Tu partida se ha acabado y pierdes los respetos que creías poseer y el “don” que tanto te costó ganar.

A veces soñamos con un futuro idílico, un gran coche y algo de “caviar” como dice la letra con sorna para acompañar. Bueno vale, quizás lo del caviar es un poco exagerado, pero nos imaginamos muchos más felices según los billetes que luzcamos en el monedero. Sin embargo a la hora de la verdad, muchos coinciden que es el dinero la causa de todos los males de hoy en día, aunque luego no se piensen en coger un ascenso en el trabajo, como reza unas de las estrofas de la letra. 

Todos andamos preocupados porque el dinero no nos llega y los que tienen sufren porque quizás puedan perder esa “primera clase” de la que habla la letra del grupo británico. De ahí eso de reparte pero no toques mi trozo. Muchas veces creo que el dinero nos separa y nos aleja de nosotros mismos, y nos enzarza en una disputa por ocupar un puesto y tener el mejor salario. Pero luego vuelvo a la realidad y pienso que tomarme una cerveza con los amigos y fumarme un cigarro es lo más placentero que me podría pasar ahora mismo.

miércoles, 20 de octubre de 2010

Las drogas son buenas

"La droga es parte de mi vida, es tan poderosa como el diablo”
Kurt Cobain, Vocalista y lider de Nirvana



Si hay algo que está claro, es que en el mundo de la música, las drogas son buenas. Entenderme, todos sabemos ya lo que producen y hacía donde nos pueden llevar, pero no me voy a dejar llevar por el discurso fácil. Uno de los artistas a los que más venero, Kurt Cobain tuvo una tormentosa relación con el mundo de las drogas, llegando incluso a formar parte de lo que él entendía como cultura. Sin duda el ambiente en el que se movía era el más propicio para ello.

Vivió en medio de la tragedia cuando intentaron quitarle la custodia de su hija, pero eso le llevó a hacer canciones más potentes, aunque la llama del éxito le emborrachó demasiado, sumado a su baja autoestima nos dejó un legado con canciones recordadas por muchos como “I Hate Myself and I want Die” (me odio y me quiero morir), donde refleja su lado más angustioso y atormentado.

Precisamente fue el tema “smells like teen spirit” (huele a espíritu joven), un himno para los jóvenes de los años 90 que disfrutaban el pleno apogeo del grunge, un género que en principio era alternativo y que Nirvana fue estandarte posteriormente.  Muchos eran los que alzaban la voz contra una generación que vivió la rápida expansión de nuevos tipos de drogas y algunos sectores de la sociedad criticaban a grupos como Nirvana por incitar a ella, ya sea en su estilo de vida o en las letras de sus canciones.


Aunque más importante que esas críticas y ese “dudoso” estilo de vida son las letras y las canciones de un grupo que ha marcado a generaciones de jóvenes y no tan jóvenes, con letras desgarradoras y profundas, otras no tanto, pero sobretodo dejando un legado del que hoy nos hacemos eco.....

Inicio del camino

Toda aventura que se me plantea requiere de un comienzo, cuanto menos, apasionante para mí y así me gusta que sea, para bien o para mal. Este es el primer paso hacía una travesía con un inicio certero, pero con un recorrido que ni yo mismo podría descifrar de este, mi primer blog. Ante todo comenzaré con las presentaciones. Mi nombre es Jaime Navarro, un estudiante de quinto de periodismo en la Universidad de Sevilla, que vivo todas las pasiones como si fuera el último día que tuviera para disfrutarlas. Cuando empiezo a recordar capítulos de momentos felices o de otros más amargos en mi vida, me viene a la memoria una letra, un grupo o simplemente un acorde.
La música y todo lo que está en torno a ella pone letras a la vida en todas sus vertientes y es aquí, donde comienza la travesía del pirata sol. Me imagino que a los que leen estas líneas se preguntarán porque este nombre, cuanto menos, singular. Quizás con todas aquellas metáforas que he lanzado anteriormente puedas llegarte a hacer una idea, De cualquier forma, te invito a que sigas este blog y formes parte de esta travesía del pirata sol.